Linkedin: el OnlyFans de los programadores

¿No habéis notado (hace ya mucho) una perturbación en la fuerza de Linkedin? Y es que todas las redes sociales, por orígenes muy nobles que las catapulten a la primera línea, acaban cayendo en la miseria más miserable: la de sus usuarios.

Y hablo de Linkedin, pero puedo hablar de intranets corporativas o de cualquier sitio donde uno pueda venderse en plan Instagram, sin tapujos, poniéndose el puesto que le de la gana (a veces con más palabras de las que cabría esperar). Y ya no hablemos de las recomendaciones de Linkedin, ¿te las crees? Un quid pro quo mercantil donde yo te digo que eres bueno y “me la devuelves”.

“El lead que te llega de Aliexpress”.

Y de ahí surge mi comparativa con OnlyFans: en la exhibición. Parece que cuanto más palabras tengas en tu puesto de trabajo, más boss eres.
“¡Qué desconfiado eres! ¿No puede ser que esa persona se corresponda con el perfil con el que se presenta?”
Pues puede ser, te doy la razón. Pero quizás no sea el puesto que desempeña… He visto casos de pequeños grupos de trabajo con más de un tech lead, cuando quizás ninguno de ellos está ejerciendo el puesto como tal..

“Soy tu tech lead, bro”

Como dirían en una película cualquiera, llamémosla “Blade Coder”:


A ver, el perfil no me lo voy a quitar, que como red de contactos no está mal. Aunque a veces parezca todo un spam de recruiters, pero bueno…

En fin, tú sabrás lo que haces con tu perfil, cuanto “te exhibes ante tus fans”. Yo siempre desconfío de gente con puestos rimbombantes o que tiene muchas recomendaciones y hace muchas, esa gente no es de fiar 😉

¡Hasta la semana que viene!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *